Extracto del Informe de investigación de Dr. Joseph M. Price

“Coronaria, Colesterol, Cloro”.

En 1967, el médico estadounidense Joseph M. Price informó que ni las dietas con alto contenido de colesterol ni las dietas con alto contenido de grasa necesariamente aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El Dr. Price señaló el hecho de que las dietas británicas en la última parte del siglo XIX tenían un alto contenido de grasa y que aún eran raras las enfermedades cardiovasculares. Pero no fue hasta que las autoridades británicas y las autoridades en varios otros países europeos decidieron clorar el agua potable, cuando el problema con las enfermedades cardiovasculares aumentó. El Dr. Price descubrió que las enfermedades cardiovasculares prácticamente no existen en países y regiones donde el agua potable no está clorada.

Desde su propio país, los Estados Unidos, descubrió que las personas en el pueblo de Roseto, que tenían agua fresca y sin cloro de los lagos cercanos, experimentaron por primera vez el problema de las enfermedades cardiovasculares cuando se mudaron a ciudades cercanas donde el agua era clorada.

Para demostrar científicamente su teoría de que la cloración del agua potable no tiene exclusivamente efectos positivos (el cloro en el agua potable ha reducido al mínimo el número de enfermedades epidémicas), Dr. Price decidió usar gallos en sus pruebas, ya que parecían ser las especies más relevantes para estas pruebas. Se eligieron 100 gallos para las pruebas. A 50 de ellos se les dió agua destilada con un tercio de una cucharadita de cloro agregado por litro. El agua también se añadió a la comida. El resto de los pollos recibieron agua destilada sin cloro para beber y en sus alimentos.

Estos fueron los resultados después de 3 semanas:

Los 50 gallos que recibieron agua clorada y destilada se comportaron de manera anormal, no crecieron mucho y se veían sucios, lentos y poco saludables. Los 50 gallos que recibieron agua limpia eran más grandes y más limpios, se comportaban de manera normal y gozaban de buena salud general. Después de unos pocos meses, la mayoría de los gallos que recibieron agua clorada habían muerto o estaban muriendo. Durante el examen de los gallos muertos se encontraron calcificaciones graves en los vasos sanguíneos del 95 por ciento de ellos, particularmente en la aorta. Se examinó un tercio de los gallos a los que se les había dado agua sin cloro, pero no se encontraron rastros de ninguna anomalía en ninguno de ellos.

¿Es suficiente hervir el agua?

Según las pruebas realizadas por las autoridades de control de alimentos, sólo se elimina el cloro libre, y no el cloro unido, que parece ser el más dañino. Si ha pasado algún tiempo desde que se cloró la fuente de agua, gran parte del cloro libre desaparecerá de todos modos.

¿Y si se usa Vivatap?

De acuerdo con las pruebas de laboratorio adjuntas, el producto Vivatap elimina el cloro libre y unido muy rápido. Cuando se cronometró el proceso, se encontró que todo el cloro desapareció en menos de 10 segundos. Por lo tanto, ahora está disponible un producto simple y de bajo costo que mejorará su salud.

Comience a usar agua Vivatap, déle a su cuerpo agua fresca y saludable.

¡Todo lo mejor para tu salud!

Sinceramente,

Glenn Ager-Wick
Homeópata

Salud por Naturaleza AS